The Hillbilly Moon Explosion en el Kafe Antzoki de Bilbao

Había mucha expectación por ver a la banda suiza sin suizos en sus filas, solo así se explica los tres cuartos largos de entrada que registró el Antzoki un martes, a pesar del monzón que caía fuera. Los Hillbilly Moon Explosion habían reforzado su combo original con tres cracks del rhythm’n’blues británico para esta gira europea: Geraint Watkins a las teclas, veterano bluesman de pub que ha compartido escenario con Van Morrison, Dave Edmunds o Shakin Stevens. Martin Winning al saxo tenor, otro histórico rocker que ha acompañado a leyendas como Ray Charles, Nick Lowe o Sonny Burgess y Pete Thomas al saxo barítono, productor, compositor y comparsa de Fats Domino, Cliff Richard o Bill Haley, al que acompaño en su gira británica de 1979.

The Hillbilly Moon Explosion Kafe Antzokia 2015

Alineación de lujo pues para su presentación al público vasco, que no tardo en entrar en calor con un repertorio a base de pop-a-billy, jump-blues bailongo y rockin-ska saltarín.  Una Emanuela  Hutter  aleopardada con perenne copa de cava en la mano ,a veces distante otras seductora pero siempre contoneante, despegó a partir de la festiva “Johnny are you gay?”

Pero el alma del bolo sobre el escenario fue el vocalista y contrabajista londinense Oliver Baroni, que se ganó al respetable nada mas atacar con rabia “live the life”, segundo de los 23 temas escuchados en el Ole Opry bilbaino. Mucha versión pero bien salpimentadas por los chavales, como ese “call me” de Blondie, al que la Gretsch white falcon de Duncan James da un saborazo neo-rockabilly 80’s que recuerda a Setzer o Restless.

Diferentes opiniones tuvo el clásico de Cash “Jackson” a ritmo de rocksteady cantado al alimón entre Emanuela y Duncan, raro de cojones, y eso es lo que mola precisamente de esta banda pan-europea, que no se ciñen a los límites del género y gustan de provocar.

Más ortodoxas fueron las versiones del mítico “chicken sax boogie”, de Amos Milburn, tocadas para lucimiento de la parte veterana de la banda, un boogie-woogie buenrollista donde se salió Witkins a las teclas . Y el “mellow saxophone” de Roy Montrell pero ejecutada vía Stray Cats, para que los honkers hicieran cadenetas y paseos entre el respetable para acabar por los suelos como hacia el maestro Big Jay McNeely. Hubo mas versiones, como el homenaje a Marilyn y sus diamantes o el siempre efectivo”have love will travel” de Richard Berry via Sonics, y es una lástima que bajara el interés del respetable que aprovecho para reabastecerse de bebidas durante la magistral “let there be drums” del batera Sandy Nelson. cuatro minutos de duelo entre la batería del parisino Sylvain Petite y un Duncan James poseído por el espíritu de Link Wray. Una joya de rock instrumental sucio y pantanoso de los 60.

The Hillbilly Moon Explosion Kafe Antzokia 2015.2

La fiesta acabó por todo lo alto con la sudorosa “rag doll baby”electrizando al personal y Baroni subido al contrabajo y como colofón otro clásico: Litle Lil de Mel Dorsey cabalgando sobre el infeccioso saxo de Winning. Un show que fue de menos a mas de un septeto de rockers virtuosos bien avenidos que a tenor de la gran cantidad de fotos del bolo bilbaíno que han colgado en su face, fueron los primeros sorprendidos por su caluroso recibimiento en estas tierras…

Texto de Iñaki López (periodista de EITB y La Sexta en “La Sexta Noche”)

Fotos de  Koldo Orue.

The Hillbilly Moon Explosion Kafe Antzokia 2015.3

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Yola se paseó por el fuego en el inicio de su gira

El pasado jueves día 20 de junio en el Loco Club comenzó...
Leer Más