Entrevista a Malacara and Wilson Band: «Miles Down Blues»

«Miles Down Blues» (Producciones Acaraperro) se llama es el tercer trabajo discográfico de Malacara & Wilson Band publicado este pasado mes de mayo, tras los anteriores «Hopeless Blues» (2015) y «Summer Camp Blues» (2017), de la Malacara & Wilson Band. Xavi Malacara (Xavi Soto) ex Karma Police o Milkers con esa dicción a lo Lou Reed, el británico Tony Wilson, Salva Joker, Maxi Moscardi junto al guitarrista y cantante Mario Cobo (Nu Niles, Los Locos del Oeste, Los Mambo Jambo, Loquillo) desempeña de nuevo el papel de productor y toca el pedal steel.

Elegancia y clase en este nuevo trabajo de Malacara & Wilson Band con un discurso sonoro que emparenta el blues con el rock, y la música de raíces norteamericanas. Ocho temazos de carretera y atardecer marcado por la aridez de sus notas.

«La carretera, el camino está plagado de vivencias y todo sirve. Las cosas que te marcan son las que tienen que ver con el éxito y el fracaso. La parte amarga, tiene que ver con la falta de apoyo. Sentir que transitas por un desierto con poca agua»

Un disco delicado, rico y lleno de grandes momentos. Descúbrelo en nuestra entrevista Xavi Malacara y dándole al play de «Miles Down Blues» mientras lo lees.

Entrevista a Malacara & Wilson Band:

Nuevo disco de Malacara & Wilson Band con “Miles Down Blues” ¿qué nos podéis contar de todo ello Xavi?

Pues como siempre que editas algo nuevo, esperanzados de que llegue a mucha gente. Encantados de que “Acaraperro Producciones” lo edite. Es un disco con buenas canciones y una excelente producción. Es una joya envuelto en una cover de lujo a cargo de Berto Martínez. De verdad que merece la pena escucharlo. Estamos recibiendo muy buenas críticas.  El panorama es árido. Así que las buenas noticias son bien recibidas.

«Ser músico no es una elección. Lo eres o no lo eres. Tuve un momento de duda de si no me estaba empecinado. Un viaje por Memphis y New Orleans me solucionó la duda»

Karma Police, Milkers, proyectos en solitario y Malacara. El proyecto Malacara tuvo sus inicios hace más de una década junto a Fran Iturbe, guitarrista de Mikel Erentxun o Bunbury, grabasteis dos trabajos entre 2007 y 2010. Instalándoos en la ciudad de Los Angeles hasta su disolución. Regresas a la península y conoces al británico Tony Wilson y arrancas con un sonido totalmente diferente con Malacara & Wilson Band, grabando Blues Vol. 1. Han pasado casi 25 años desde Karma Police. ¿Ha valido la pena llegar hasta aquí y qué aspectos te han marcado en tu trayectoria musical y qué situaciones han atravesado alguna de tus canciones?

Has hecho un resumen exacto de por donde he pasado. Y el paso del tiempo asusta. 25 años desde Karma Police, es mucho! Respondiendo a tu pregunta. Todo ha merecido la pena. Ha sido un camino lleno de obstáculos y de momentos inolvidables. La carretera, el camino está plagado de vivencias y todo sirve. Las cosas que te marcan son las que tienen que ver con el éxito y el fracaso. Entre los éxitos, tener una colección de canciones que merecen la pena. Algunos momentos álgidos en actuaciones multitudinarias. Reconocimiento al trabajo bien hecho y la gente, sobre todo músicos con los que he colaborado y que han hecho parte del camino.  La parte amarga, tiene que ver con la falta de apoyo. Sentir que transitas por un desierto con poca agua. Por poner un ejemplo de situaciones que han vivido alguna de las canciones. En el primer disco de Karma Police hubo una canción “Moderate Unhappiness” que editaron varias revistas en España y en UK. Un chico en la universidad la escuchaba. Ese chico es Luis Aznárez, ahora es bajista con el que he trabajo desde hace años y ya es parte de mi familia. Creo que eso es lo mejor que me ha pasado con alguna de mis canciones.

¿Cómo y en qué momento llegó Mario Cobo al proyecto Malacara & Wilson Band produciendo todos vuestros discos? ¿Qué significa para ti el estudio de grabación y la labor de un productor en cada proyecto?

Seguía a Mario desde la época de Nu Niles. Mario toca todos los palos de la música del género. Contacté con él para el primer disco y ya no nos hemos separado. Me gusta trabajar con Mario. Es una garantía y saca lo mejor de la banda. Respecto al tema del estudio. Cada vez me siento mejor. El estudio es un test, una prueba de resistencia. Tienes que dar lo mejor y superar dificultades. Tiene un punto de estrés. Por otro lado me gusta el ambiente que se crea con el resto de la banda. En el estudio, todo el mundo tiene un estado de pertenencia y compromiso. Respecto de la labor del productor,  para mi, es imprescindible. Tiene un peso en la creación, que no siempre es reconocido. He trabajado con productores que pretenden cambiar la esencia del grupo, esto es fatal. Y otros, como Mario Cobo,  que te rescata cuando estás en un lío y te abre puertas para que salgas de tu zona de confort.

¿Qué significa “Miles Down Blues” y sus ocho nuevos temas?

“Miles down blues” es el último disco de una trilogía que empezó en 2015. Tres discos que dejan un puñado de buenos temas. Estas ocho canciones describen el camino por donde hemos pasado. Las letras, a veces hirientes, hablan de situaciones vividas. Cada track es un viaje, una película. Un trayecto por bares casi vacíos. Situaciones que te llevan a conducir por carreteras secundarias. El disco lo cierra “L’appel du Vide”. Una llamada al vacío.

«En España,  la música se considera entretenimiento. Hay un complejo para ver las cosas del business. Aquí nos quejamos por todo y esto nos quita energía y posibilidades. Falta profesionalizar a todos los que formamos parte. Salas, sellos, grupos,  necesitamos creernos que esto es un negocio. Exigir y exigirnos»

“La Peixera” (2017) y “El Funeral de Mary​-​Lin” (2019) son dos bandas sonoras para dos obras teatrales en la que has participado junto a Mario Cobo y otros músicos como Malacara. ¿Qué nos puedes contar de esas dos experiencias y si hay algún proyecto similar para el futuro?

Desde que empezamos, nuestros temas han sido la BSO de diferentes obras de Teatro, algunos cortos y web series. Nos sentimos halagados y esto ayuda a la promoción de la banda, de los discos y al final vendes unas cuantas copias más. Me emociono al ver escenas de teatro donde nuestra música es la protagonista. Es como dar otra oportunidad a la canción. Como una tercera dimensión.

¿Es cierto que Tony Wilson ha decidido retirarse con tu nuevo trabajo “Miles Down Blues”? ¿Quién es Tony Wilson y cómo lo conociste Xavi? 

Tony Wilson es un tipo que merece la pena. En los 60’s giró por Europa y UK junto a Yardbirds, Solomon Burke. Los grandes. Es un guitarrista excelente. De formación clásica, ha hecho arreglos de mucho nivel en nuestros discos. Escuchar sus historias de los 60 en Londres, es como leerte la biografía  de Keith Richards. Lo voy a echar de menos, voy a echar de menos nuestras largas conversaciones. 

Malacara-and-Wilson-Band-Miles-Down-Blues-entrevista.1

¿Cuesta más darse a conocer siendo un artista independiente y tocando blues? ¿Por qué crees que no funciona el blues interpretado en castellano u otro idioma que no sea el anglosajón? 

Todo cuesta. Elegí hacer esta música, que tiene unos canales de distribución limitados. Lo sé y con estas cartas juego. Al final, sólo hay dos tipos de música, la buena y la mala. Nosotros queremos hacer buenos discos y ese es el propósito. Me gusta que me hagas la pregunta sobre el idioma. Pocos cantantes saben interpretar la música del género en español.  Es muy difícil. Escuché a Santiago Auserón que le costó años interpretar en castellano los temas de raíces americanos. El lo hace genial. Y como no, tenemos a “Txus Blues & Jose Bluefingers” en Cataluña, que lo bordan. Pero no todo el mundo lo consigue.

¿Qué aprendiste musicalmente durante tu estancia en Estados Unidos y que tienen ellos que no tengamos nosotros? 

En España,  la música se considera entretenimiento. Hay un complejo para ver las cosas del business. En USA, no puedes pensar en tirar un proyecto adelante sin contemplar que tienes que dirigirte a un mercado. Aquí nos quejamos por todo y esto nos quita energía y posibilidades. Allí tienes opciones y es más facil tener oportunidad. Falta profesionalizar a todos los que formamos parte. Salas, sellos, grupos,  necesitamos creernos que esto es un negocio. Exigir y exigirnos.

«Me gustan las letras de Charley Patton, me fascina la construcción de las metáforas de Hank Williams pero Bob Dylan es el maestro»

¿Cuál es la clave del éxito más allá del talento nato de un músico? Lo actitud muchas veces supera la técnica, ¿no? 

Es la suma de lo mejor. Hay unos mínimos, tiene que haber mucho trabajo, buenos músicos. Pero la actitud es todo. Hay gente que ejecuta perfectamente y no transmite nada. Esto para mi es lo peor. Como cualquier disciplina artística, el error forma parte de la creatividad. Tiene que existir la técnica, pero también cosas que explicar para llegar al otro lado.

¿El blues y la música de raíces norteamericana es una forma de vida? Sabemos que hay un mundo de matices… ¿pero cuál es el tuyo? 

Pues vivo dedicado a mi música. A escuchar los clásicos. A seguir lo que se hace ahora. Hurgar por las tiendas de segunda mano. Buscar ropa, instrumentos vintage. Mucha lectura. Aprovecho para recomendar el libro “Really the Blues” de Mezz Mezzrrow. Una biografía de un tipo que pasa su vida buscando un sonido. Así me siento yo. En ese camino ando.

¿Qué echas de menos de la prensa musical especializada en nuestro país, promotores, salas y público? 

Pues de la prensa especializada del país, decir que hacen una gran labor de difusión. En un entorno complicado, la lucha entre el papel y la distribución digital. Pero hay buena oferta, que además apoya las bandas locales. Promotores  y salas que se la juegan con poco apoyo. Sin embargo el género se sostiene porque hay una legión de seguidores fieles. Aún así falta apoyo institucional para crear una industria estable y no precaria,  como la que tenemos. El 21% del IVA y esas cosas, no ayudan. En este país nos falta mucho. En países como Francia, esto se cuida. Pero es lo que tenemos. Y con esto tiramos.

«El Rock y el Blues tienen larga vida. Hay gente que está actualizando una música que tiene más de 100 años. Unos ejemplos: Pokey Lafarge, CW Stoneking, Fantástic Negrito. Estos tipos ofrecen una visión muy atractiva de la música de raíces»

¿Qué importancia han tenido los bares en su vida? 

Toda la importancia. Siempre me he matado por tener una residencia en locales de Barcelona. Llevo  años he tocando semanalmente en bares de la ciudad. Eso me ha hecho como músico y me ha dado la energía para seguir. Recuerdo las noches del Kennedy en el Port Olimpic, las noches del Pastís o el London. Tocaba en solitario o con Milkers, Karma Police y más tarde con Malacara. De improvisaciones, surgen nuevas ideas. De las charlas entre canciones puedes tejer el próximo espectáculo. Se lo recomiendo a cualquiera que se dedique a esto.

¿Te has levantado en medio de la noche a apuntar algo para una canción?

Es buena esta! Claro. Lo peor es lo que no puedes apuntar. Estás soñando la canción de tu vida. La oyes con nitidez, a veces con la rever de la sala. Te despiertas y no recuerdas nada. Pero si, hace años tenía una moleskine en la mesita por si era necesario. Ahora con el notes del teléfono lo solucionas. Cada día escribo. Tomo nota de ideas que acaban en mis letras.

Malacara-and-Wilson-Band-Miles-Down-Blues-entrevista.3

Ya lo predijo Serrat, “Nací en el mediterráneo”. ¿Qué fue lo primero que pensó cuando VOX obtuvo esa cantidad de escaños en el parlamento andaluz y en el resto del estado español? 

El Mediterráneo es la cuna de las civilizaciones occidentales. Es una parte del mundo donde todo pasa y lo que pasa ahora es que se ha convertido en el cementerio de gente desesperada que huye de la pobreza y de la guerra. Mi madre es andaluza, yo me siento identificado con Andalucía. Es tierra de acogida. España es un país tolerante y muy inquieto. Capaz de lo mejor y también capaz de cosas horribles. Estos tipos siempre han existido. Adoptan diferentes formas. No tienen mucho futuro.

Populismo de izquierdas, populismo de derechas, nacionalismo por aquí y por allá. A este paso vamos a tener elecciones generales a cada momento. ¿Hay solución a todo esto y para lo que está ocurriendo estos días en Catañuña?

Pues si, el mundo está revuelto. Hay unos tipos esperpénticos al mando. Ponen en peligro la paz. En Cataluña no nos libramos de esta situación. Pero si hay solución. Recobrar valores perdidos. Respeto y cosas básicas de convivencia.. Barcelona ha sido ejemplo de ciudad abierta y cosmopolita. La política se sirve de la política. Es mala cosa cuando la gente se enfrenta  por defender a unos tipos que se lucran del sistema. Cada época tiene su dificultad. Al final todo pasa y esta época convulsa también pasará.

¿Qué falla en nuestro país para que no se den a conocer buenas bandas, sobrevivirá el rock, el blues,… quiénes no ayudan a ello?

Como te decía, hay que crear una industria estable. Que los músicos puedan trabajar con cachés razonables. Dar facilidad de organización a promotores, repartir ayudas a la difusión y la programación de salas. Y a los músicos, que trabajen duro en proyectos de calidad. Salir de nuestras fronteras. Imitar lo que se hace fuera a nivel organización. A nivel creativo, proponer nuevas formas. El Rock y el Blues tienen larga vida. Hay gente que está actualizando una música que tiene más de 100 años. Unos ejemplos: Pokey Lafarge, CW Stoneking, Fantástic Negrito. Estos tipos ofrecen una visión muy atractiva de la música de raíces. 

¿A qué último concierto has ido y te ha hecho sentir bien? 

Te puedo citar los dos últimos, dentro del festival Rootsound. Charley Crocket y Garrett T Capps. Dos tipos que me hicieron pasar dos noches increibles.

¿Qué bandas y artistas en tu juventud te influyeron para decidirte a esto de la música? 

Cuando era niño, escuchaba en casa de mis primos mayores a Pink Floyd, Jimmy Hendryx, Triana, Peter Frampton. Con esto crecí. Me regalaron una guitarra con seis años y empecé a tocar y hasta hoy. Después vienieron, los Beatles, The Who y Bob Dylan.

¿De qué artistas le gustan sus letras? 

Me gustan las letras de los grandes del Blues de los 50’s. Son tan simples, pero transmiten fuertes sentimientos en pocas palabras. Me gustan las letras de Charley Patton, me fascina la construcción de las metáforas de Hank Williams pero Bob Dylan es el maestro.

¿Qué le hubiera gustado ser de no haber sido músico?

Ser músico no es una elección. Lo eres o no lo eres. Tuve un momento de duda de si no me estaba empecinado. Un viaje por Memphis y New Orleans me solucionó la duda.

Has compartido conciertos con muchos artistas, ¿con cuál de ellos te quedarías, ya sea a nivel personal o por la conexión personal que conseguiste? 

He tocado con grandes bandas. De telonero de bandas muy conocidas. Hace unos días coincidimos con Blueroomess. Me gusta su directo y me parecieron unos buenos compañeros de viaje. Estaría bien girar con ellos, si. 

¿Qué tipo de música escuchas mientras estás en la carretera dentro de la furgoneta de gira? ¿Alguna buena canción, disco, banda que últimamente te haya llamado la atención? 

Escucho según el estado de ánimo o el cansancio. Cuando vamos de gira, prefiero que sean los colegas que me ilustren con lo que han escuchado últimamente. Os recomiendo un disco: “Micah P. Hinson and the Gospel of Progress” vi a Micah en directo hace unos meses y me pareció un tipo hipnótico. Este es su mejor disco, sin duda.

¿Qué disco/s mostrarías a un neófito o no iniciado en la música de raíces, blues o lo que sea para que empezase a escuchar? 

Pues le recomendaría empezar por los fantásticos de Chess Records.  Blues de Chicago y del Mississippi. Muddy Waters, Little Walter, Sonny Boy Williamson, Willie Dixon, Howlin Wolf, BB King.

¿Cultura subvencionada o privada? 

Creo que el apoyo a la cultura debe ser mixta. Las subvenciones, en lo nuestro, deben fomentar la asistencia a conciertos y la promoción de discos. Los mecenazgos de parte de la privada deben dirigirse a la esponsorización. Cultura es el mejor antídoto para lo que comentabas antes. Respecto de los populismos, nacionalismos el fascismo en todas sus formas. Ya lo decía la guitarra de Woody Guthrie.

¿Cuándo y dónde serán los próximos conciertos de Malacara & Wilson Band?

Venimos de hacer conciertos muy buenos. El Festival del Blues de Cerdanyola, hemos teloneado a la Nick Moss Band, las Fiestas de Gracia. Este invierno estaremos tocando en galas de el periódico Expansión, seguimos programados en salas de Barcelona y nuestra intención es volver Madrid. Iremos publicando lo que salga.

Malacara-and-Wilson-Band-Miles-Down-Blues-entrevista

 

More from Carlos Pérez Báez

«I Ain’t The Same», nuevo vídeo de Alabama Shakes

Nuevo vídeo de Alabama Shakes titulado "I Ain't The Same", los recientes...
Leer Más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.