Ramones 5 de marzo de 1993 en Los Tarahales, Las Palmas de Gran Canaria

Ramones actuaron en Los Tarahales de Las Palmas de Gran Canaria un 5 de marzo de 1993, única e  histórica actuación de los norteamericanos en las Islas Canarias, llena de muchísimos obstáculos y pérdidas económicas para su joven promotor musical, Juan Salán, con cinco años de experiencia en el sector hasta ese momento y propietario del mítico Pub La Calle en las Palmas de Gran Canaria. Era su primera reválida para llevar el primer concierto fuera de su local en la calle Sargento Llagas de la zona portuaria de la capital, muy cercano a la Playa de Las Canteras. Vicious Soul, cuarteto grancanario de Psycho Rock y Glam compuesto por Carlos Ramos, Mariano Gracia, Sixto Martín y Javier Viera más el apoyo del guitarrista tinerfeño Fafe (Ataúd Vacante, Tractores, Brutalizzed Kids) actuaron de teloneros de Los Ramones en Las Palmas de Gran Canaria.

Ramones por aquel entonces habían publicado en marzo de 1992 el directo «Loco Live» y «Mondo Bizarro» en septiembre del mismo año, a finales de aquella gira que pasó por Las Palmas publicaría su nuevo disco de estudio «Acid Eaters», decimotercero y penúltimo del grupo. Un disco de versiones de sus bandas favoritas como The Rolling Stones, The Who, Creedence Clearwater Revival, The Seeds o The Beach Boys entre otras.

Joey Ramone, Johnny Ramone, C.J. Ramone y Marky Ramone actuaron en Las Palmas y en la gira mundial de 1993, en la que ofrecieron ese mismo mes de marzo una actuación en La Coruña (Coliseum) y dos conciertos en Barcelona (Zeleste) y un 22 de mayo de 1993 ofrecieron su penúltimo concierto en España, sería en Madrid como teloneros de U2 que presentaban aquella gira Zoo Tour Tv, su ultimo concierto en España fue en Oviedo un 21 de septiembre de 1994.

Ramones 5 de marzo de 1993 en Los Tarahales Las Palmas de Gran Canaria.jpg

Ramones dieron en España un total de 37 conciertos desde 1980, en plena «movida madrileña» seis años después de su fundación, hasta 1994, once en 1991, la que más veces en un año, actuando también en varios programas de Televisión Española como Musical Express y Aplauso.

Los Ramones ofrecieron su primer concierto en España un 19 de septiembre de 1980 en las Fuentes de Montjuic y formó parte de «La Festa del Treball» en Barcelona. Sin embargo, el concierto que siempre será recordado fue un 7 de febrero de 1989 en Madrid. Muchos aficionados lo recuerdan como algo muy especial y otros como un auténtico desastre,  vendiéndose más entradas de lo que permitía el aforo del entonces Pabellón de Deportes del Real Madrid, hacía mucho calor, caía orín por las gradas y el sonido del recinto fue terrible.

El 6 de agosto de 1996 los Ramones ofrecieron en el The Palace de Los Angeles su último concierto.

Marky Ramone, ex batería de Ramones tocará el próximo 1 de mayo en La Laguna, Aguere Espacio Cultural, en su nuevo proyecto Marky Ramone’s Blitzkrieg, en el que su repertorio abarca casi en su totalidad versiones de Los Ramones y alguna canción de Tom Waits, Bobby Freeman o Motörhead, dentro de su gira europea con otras dos citas españolas el 30 de abril en Arrecife (Lanzarote) y el 2 de mayo en el Viña Rock Festival (Villarobledo).

José Manuel Hernández Castellano y Enmsacardo Positivo Medanero nos cuentan de primera mano que ocurrió en aquel 1993 en el legendario concierto de Ramones en los Tarahales de Las Palmas de Gran Canaria un 5 de marzo.

Los Ramones en Las Palmas.jpg

El sueño de una noche de Primavera, por José Manuel Hernández Castellano.

Ramones en Las Palmas de Gran Canaria, muchos no creímos que ello fuera a ocurrir cuando se anunció, pero a medida de que pasaban los días las expectativas iban creciendo.

Tras el bochorno de lo ocurrido diez años antes con el desafortunado concierto de Eddy Grant en el Estadio Insular de Las Palmas de Gran Canaria, se veía difícil la posibilidad de ver por aquí conciertos de figuras internacionales, solamente escasos anuncios de conciertos se hicieron realidad en especial hacia final de la década de los 80 cuando algunas visitas de artistas internacionales vinieron a pisar escenarios canarios como fueron los casos de Joe Cocker, Ray Charles o algunas figuras del Jazz como fueron el paso de Miles Davies, Chick Corea, Spyro Gyra o Al Di Meola, entre otros pocos o algún artista latino de relevancia (Rubén Blades).

Ramones en Las Palmas, los trae Juan Salán.jpg

El único espacio en la ciudad en donde podíamos aspirar ver alguna actuación internacional por aquel entonces era el mítico Pub La Calle cito en la calle Sargento Llagas de la zona portuaria de la capital, muy cercano a la Playa de Las Canteras, el local se destacaba por tener una programación regular que dio cabida a algunas de las mejores bandas emergentes, tanto locales como nacionales, además de contar con bandas ya consagradas del panorama nacional e internacional (Siniestro Total, Extremoduro, Los Suaves, Obús, Os Resentidos, Tahúres Zurdos, Dover, M-Clan, Los Rodríguez, bandas de culto como Los Enemigos, Del Tonos, Marañones o El Inquilino Comunista o grupos y artistas internacionales de primera fila como The Godfathers, Elliot Murphy, Robyn Hitchcock, Long Ryders, The Yardbirs o Inmaculate Fools, entre otros).

El concierto de Ramones significó, en su momento, la utópica aspiración de que una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria podría perfectamente incorporarse al circuito de giras de algunos de los artistas y grupos internacionales que en ese momento empezaban a ocupar escenarios de ciudades de igual o similares características como San Sebastián, Sevilla, Valencia o Zaragoza, sin contar plazas ya establecidas como Madrid o Barcelona.

Ramones en Las Palmas, Canarias.jpg

Pero también se puso de manifiesto la falta de espacios adecuados e infraestructuras para desarrollar este tipo de eventos, ya que no se contaban con pabellones cubiertos adecuados en optimas condiciones de acústica o recintos deportivos idóneos para ello, ya la vieja Grada Curva del Estadio Insular había dado muestras de sus limitaciones por la inseguridad e infraestructuras obsoletas, sin contar el escaso interés de las autoridades en desarrollar el proyecto de lo que se llamó El Parque de la Música aprovechando los dos meandros naturales de su desembocadura que podrían acoger grandes espectáculos o concentraciones masivas de espectadores (Carnavales o la posible visita del Papa).

Ramones 5 de marzo de 1993 en Los Tarahales Las Palmas España.jpg

Pero con el paso de esta más de dos décadas aun no se han visto colmadas estas dos viejas aspiraciones, la ciudad sigue sin contar con recintos adecuados para la celebración de grandes espectáculos a pesar de la reciente inauguración del Gran Canaria Arena y las carencias del Estadio Gran Canaria y desde luego que no se ha incorporado al circuito de grandes conciertos internacionales como si lo han logrado hacer, con mayor o menor fortuna ciudades como Valencia, Sevilla, La Coruña, Zaragoza, Granada, Oviedo, Bilbao o Málaga.

Poco después de Ramones llegó el Festival WOMAD, a través del que pudimos disfrutar de conciertos de bandas como Sonic Youth, Inmaculate Fools, Afro-Celt Sound System, o los Atlántica con conciertos de Suede o The Christians, entre otros.

Ramones 5 de marzo de 1993 en Los Tarahales Las Palmas.jpg

Salvo actuaciones puntuales Elvis Costello, Patti Smith, Eric Burdon, Bruce Springsteen, Jamiroquai, Van Morrison, Rod Stewart, Prodigy, Elton John, Chemical Brothers, Wilco o Nick Cave (estas seis últimas en Tenerife) el tiempo ha demostrado que nunca entraremos en el circuito internacional y una prueba evidente de ello es la consolidación de grandes festivales de pop y rock veraniegos en prácticamente todas las comunidades del país (Low Festival, Primavera Sound, Bilbao BBK Live , Azkena Rock Festival, Benicassim, Creamfields, Territorios Sevillas…) salvo en Canarias en donde no han llegado a consolidar las diversas propuestas que en esta ultima década han aparecido, desapareciendo poco después.

 

Pub La Calle Las Palmas trajo a Ramones.jpg

 

Ramones en Canarias, por Enmascarado Positivo Medanero.

Empezaba 1993 con un rumor que poco a poco se iba afianzando en un hecho.Los Ramones vienen a tocar, los trae la gente del Pub La Calle”. Lo que a priori parecía un bulo, se fue convirtiendo en realidad para los amantes de la banda. Por aquel entonces fracasaba en mi intento por convertirme en Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones, y en mi cabeza sólo había sitio para una fecha, el 5 de marzo de 1993. Ese mismo día recuerdo que dejé a medias un examen de dibujo técnico. Aquello no era lo mío.

Los Ramones en las Palmas Pub La Calle.jpg

Bajé como un tiro al piso donde vivía y puse a todo volumen Loco live, un directo grabado dos años antes en Barcelona y que había comprado en Discos Scorpio de Santa Cruz, propiedad del gran Ramón. Se hacía tarde, así que nos juntamos unos cuantos que llegaron de Tenerife con otros cuantos que vivíamos en Las Palmas. Cogimos la guagua hacia lo alto de Escaleritas, donde se encontraban las cocheras en las cuales iba a suceder el concierto.Y movidos por la excitación y no pocas Tropicales encima, llegamos casi flotando al recinto. Una vez dentro nos dieron una noticia terrible: no se vende alcohol.

No nos habíamos repuesto todavía de tal fatalidad cuando comenzó a sonar de repente los acordes de El bueno, el feo y el malo. Más de mil voces clamaban “Hey ho, let’s go” durante toda la intro. Manos en alto y una polvareda terrible se levantó cuando cayó la bandera que tapaba el escenario y comenzaron a todo trapo: Durango 95,Teenage lobotomy, Psycho therapy, Blitzkrieg bop, parada y saludo a Las Palmas, y otra vez “one, two, three, four”, Rock and roll radio, I believe in miracles,apabullante. En esto se acerca uno de mis colegas de por aquel entonces y larga:“Joder, el bajista nuevo es el único que se mueve, y tío, el repertorio es idéntico al del Loco Live, parece un play-back». Lo miramos y seguimos brincando y “one, two, three, four”…y Sheena is a punk rocker nos sonó a gloria.

Duró poco más de una hora, unos 30 temazos y dos bises si mal no recuerdo, para acabar con Take it as it comes, versión de The Doors que incluyeron en Mondo bizarro, disco que presentaban por aquel entonces. Acabó todo, se encendieron las luces y nos fuimos a sacarnos el polvo de la garganta con más Tropicales al pub La Calle. Irrepetible.Creo que todos nos quedamos con las ganas de volver a escuchar algún día “one, two, three, four”…

P.D.: no llegué a ser Ingeniero Técnico
de Telecomunicaciones.

(artículo publicado por Enmascarado Positivo Medanero en el suplemento musical Radikal en La Opinión de Tenerife el 28 de febrero de 2008)

Textos de José Manuel Hernández Castellano, Enmascarado Positivo Medanero y Carlos Pérez Báez.
Con la colaboración de Diego Hernández y Fernando Toscano.
Fotos de los diarios: La Provincia, Diario de Las Palmas y Canarias 7

Vicious Soul con Fafe teloneros de Ramones.jpg

 

 

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Royal Republic: Todos los días son sábado

Crónica del concierto de Royal Republic el pasado 5 de marzo en...
Leer Más