Ted Russell Kamp: «California Son es una carta de amor a la escena musical de Los Angeles y a mi lugar en ella»

Ted Russell Kamp entrevista interview tour gira 2024

Entrevistamos a Ted Russell Kamp, mano derecha de Shooter Jennings durante 15 años, músico de sesión y con una fabulosa carrera solista, vendrá de gira a España junto a su banda en seis fechas el mes de abril para presentar su último trabajo «California Son» que vio la luz este 22 de marzo. Ted Russell Kamp estará acompañado por una banda europea en la que se encuentra el guitarrista Mika Tuokkola, más conocido como «Tokela», y apodado «el Brian Setzer de Finlandia», líder de la banda finesa Melrose, activa desde mediados de los 80.

Bajista oficial de Shooter Jennings, y multiinstrumentista de Jessi Colter, Whitey MorganAlice WallaceSam Morrow,Jamie Wyatt, Brian Whelan Wilson Phillips, Whitey MorganJessi ColterWanda JacksonRosie Flores, Billy Ray Cyrus y muchos otros grandes artistas tanto en giras como en el estudio. Russell, antes de la pandemia, se metió en el estudio de su casa en Los Angeles, The Den, y cuando comenzó la cuarentena, fue su refugio para crear y cultivar las canciones que se convertirían en su último disco. en solitario.

«Una de las cosas que me atrae de la música de cantautor y de ser un trovador es que si puedo averiguar qué es lo que quiero decir y lo que siento para luego compartirlo con alguien en una canción o una historia, es posible que esas personas se identifiquen con esos sentimientos y, por lo tanto, reciban un poco de ayuda para superar las dificultades de su día a día o su vida»

Decimotercer álbum completo de Kamp que consta de 14 canciones grabadas en su mayoría solos en casa durante esos meses de cuarentena, tocando la mayoría de los instrumentos del álbum, colaboró con varios artistas y amigos de forma remota con John Shreffler (coros, pedal steel), Jim Doyle (batería) y Brian Whelan (voz armoniosa).

Fechas de la gira española de Ted Russell Kamp 2024:

  • 9 abril en Barcelona, Razzmatazz 3
  • 10 abril en Bilbao, Kafe Antzokia
  • 11 abril en Valencia, Loco Club
  • 12 abril en Zaragoza, Rock & Blues Café
  • 13 abril en Madrid, Sala Clamores
  • 14 abril en Santander, Little Bobby

Ted-Russell-Kamp-entrevista-interview-tour-gira-2024.

 

Entrevista con Ted Russell Kamp:

Gracias por dedicarnos tu tiempo. Somos grandes admiradores de tus canciones y tu música. Después de escuchar tu álbum: esas 12 nuevas canciones del extraordinario «California Son» que está a punto de ser editado, nos han surgido muchas preguntas. Nos encanta tu álbum porque narra historias cotidianas sobre la necesidad de hacer realidad nuestros sueños, cómo resolver conflictos laborales y existenciales, la necesidad de amar, de coger el coche y viajar por ese cielo estrellado, que cada pequeña cosa cuenta, caer y levantarse de nuevo, lo mucho que amas tu ciudad natal, la soledad de un cantautor, esa luz que emana el fuego y las estrellas a las que aludes mientras escuchas a Tom Waits o a Tommy James & The Shondells en la Hughway 29, o la Miracle Mile en Los Ángeles… ¿Crees que al familiarizarnos con nuestras debilidades y sueños, nuestras composiciones y historias pueden llegar a ser más apasionadas y dolorosas como han dicho Warren Zevon, Jackson Browne o el recientemente fallecido Malcolm Holcombe?

Creo que todo el mundo está en busca de algo, los artistas incluidos. Estamos buscando y tratando de sentirlo y describirlo de manera creativa. Creo que pasamos la mayor parte de nuestra vida buscando y trabajando en cosas. De vez en cuando, logras un éxito real y sólido donde puedes detenerte por un momento y sentirte orgulloso, pero eso no pasa a menudo. Algunas personas lo abordan como pesimistas naturales y otras son naturalmente optimistas. Afortunadamente, yo soy más optimista, así que en mi búsqueda y en mis canciones, a menudo hay una luz al final del túnel o al menos el comienzo de un sueño que se hace realidad. Si me acerco un poco más a lo que intento decir cada año, entonces sé que el viaje ha valido la pena. Una de las cosas que me atrae de la música de cantautor y de ser un trovador es que si puedo averiguar qué es lo que quiero decir y lo que siento para luego compartirlo con alguien en una canción o una historia, es posible que esas personas se identifiquen con esos sentimientos y, por lo tanto, reciban un poco de ayuda para superar las dificultades de su día a día o su vida. Hay otras personas por ahí que son mejores cantantes que yo, o mejores guitarristas que yo, pero soy el único que puede decir lo que quiero decir. Afortunadamente, hay un público allá afuera de personas que se identifican con eso.

En “Ballad of the Troubadour”, cantas “Levantemos una copa por un corazón tan puro… una canción que dura para siempre, podría hacer el mundo un poco mejor”. ¿Vale la pena el sacrificio?

Creo que, si decides ser músico, tienes que estar un poco loco y realmente creer en lo que haces. La mayoría de mis amigos de la infancia y la universidad optaron por caminos profesionales más seguros o respetables, y quizás hayan sido más felices, hayan ganado más dinero o tenido más seguridad laboral que yo. Pero amo profundamente la música y me siento honrado de tocarla cada día. De hecho, es bastante increíble pensar que la gente me llama para tocar en conciertos y sesiones de grabación donde literalmente me están pagando para ayudar a mejorar su música. Es una lección de humildad. He dedicado mucho de mi vida a la música: incontables horas tocando, ensayando, escuchando, viajando a lugares donde tocar, y un sinfín de horas enviando correos electrónicos y llamando a personas para planificar conciertos y reservar salas y garitos. Es mucho trabajo, pero sigo haciéndolo y seguiré haciéndolo. Cada año, cuando llega el momento de hacer posibles resoluciones de Año Nuevo, lo único que tengo en mente es seguir haciendo lo que hago y, con suerte, crecer un poco más y mejorar, pero siempre seguir con esta profesión tan extraña y maravillosa. Así que sí, vale la pena.

“Si no te puedes permitir el libro, no puedes pasar la página… Ahí sigues, aferrándote, intentando averiguar que es correcto y que no, y aun así, quedan batallas por librar…” Estas cosas son necesarias, ¿verdad?

Por supuesto, así es como crecemos. Hay que ponerse a prueba para descubrir quién eres y hacer un lugar para ti en el mundo.

¿Qué destacarías el trabajo con ese grupo de amigos desde tu estudio casero llamado The Den? Gente como Brian Whelan, Shane Alexander, John Schreffler, Jamie Douglass, Jim Doyle, Emily Zuzik, Eli Wulfmeier, Rob Waller, los hermanos Paul y Anthony Lacques, Janne Haavisto, Tommi Viksten, el productor Zachary Ross, Stephen Musselman, Matt Lomeo, Dave Raven, Michael Jerome Moore, Aaron Goodrich, Sasha Smith, John Schreffler y Dan Wistrom?

Cada vez que grabo un disco, quiero documentar a los amigos y músicos que forman parte de mi vida ese año. Fue genial trabajar con Paul Lacques y Rob Waller porque amo su banda I See Hawks in L.A.. Puede que, hoy en día, sea mi banda favorita que realmente captura el country cósmico de Gram Parsons, así que me alegra que la canción que escribimos juntos, “Shine On”, sea capaz de transmitir esa energía. Shane Alexander es un maravilloso cantautor que aporta una gran calidad poética a sus canciones y me alegra poder compartir eso con él en “Ballad of the Troubadour”. Y, por supuesto, me encantan todos los músicos del disco y me alegra que todos pudieran aportar su estilo personal y talento a cada una de las canciones.

«Antes de la música, me encantaba el deporte. De niño, me gustaba nadar y jugar al ‘soccer’, como lo llamamos en América. Como me he criado en Nueva York, solía ir a los partidos de los New York Cosmos e incluso conocí a Pelé y Giorgio Chinaglia»

¿Qué opinas sobre el nuevo álbum cuando lo escuchas como una ‘unidad completa’?

No tenía la intención de hacer un ‘álbum Californiano’, pero mientras compilaba y grababa las canciones, me di cuenta de que había un tema recurrente acerca de California y L.A. y otras canciones sobre mi vida como músico profesional. Así que decidí seguir adelante y dejar que el álbum se convirtiera en una carta de amor a la escena de L.A. y a mi lugar en ella. Me siento honrado de ser músico profesional en Los Angeles. Es una de las grandes escenas musicales del mundo y he sido fan de tantos artistas que son de aquí o que se mudaron aquí: Tom Waits, Tom Petty, Dwight Yoakam, The Band, Dylan, incluso Guy Clark y Jim Lauderdale, Jackson Browne y toda la escena de Laurel Canyon. Es un honor ser una pequeña parte de ese legado y espero que este disco ayude a contar esa historia.

Naciste en Westchester NY, con Manhattan a poco más de media hora de distancia, con Broadway y los clubes de jazz… ¿Cómo crees que una ciudad y su cultura marcan el crecimiento de una persona? ¿Cómo te afectó NY?

Vivir a 30 minutos de museos de clase mundial, clubes de música y salas de conciertos realmente me afectó mientras crecía. A mi madre le encantaba el teatro musical y a mi padre le encantaba el jazz. Ser consciente de cómo sonaba la música tan renombrada a una edad temprana fue inspirador e importante para mí.

Ted Russell Kamp entrevista interview tour gira 2024

Entonces te mudaste a Seattle. ¿Recuerdas cuándo te diste cuenta de que querías dedicar tu vida a la música? ¿Hubo algún artista, banda o concierto en particular que te diera el impulso?

Estaba yendo a la universidad para convertirme en profesor de Literatura y me iba muy bien, incluso había empezado el proceso de mi admisión a programas de posgrado. Hacía música todo el tiempo y tocaba en todas las bandas y orquestas que había, pero nunca me hice una carrera de Música. Unos dos meses antes de terminar la universidad, decidí que amaba tanto la música que al menos debía intentarlo. Les dije a mis padres que probaría la música durante unos años y que, si no funcionaba, siempre podría volver a la universidad en unos años. Pero eso nunca pasó. Me mudé a Seattle, empecé a tocar y a grabar, y nunca miré hacia atrás.

Entonces, de Nueva York a Seattle, y luego dejas la lluvia atrás en busca del sol en Los Ángeles. ¿Por qué Los Ángeles? ¿Cómo era la escena musical cuando llegaste?

L.A. es un lugar mágico. Hay tantos grandes artistas y tantos grandes estudios… Sabía que necesitaba algo más grande y mejor para mi carrera de lo que me ofrecía Seattle, así que di el salto y me mudé aquí. Y ahora, llevo 20 años aquí tocando.

«Los primeros años con Shooter Jennings fueron realmente mágicos, y eso se vio reflejado en el disco «Put the O Back in Country». Queríamos ser una especie de nueva ola de música country soul… pero aún así, popular»

 Para entonces, habías acumulado un mapa de colores y sonidos que incluía la Costa Este y el jazz, Seattle y su distorsión, California y su enorme fusión de estilos… ¿Qué hace un ‘recién llegado’ con raíces en el country, el rock y el mundo de la composición para llegar a acercarse a los demás? Hacerse un hueco como músico en Los Ángeles debe ser tan complicado como ser actor allí, al menos en términos de competencia. ¿Cómo lo lograste?

Sí, realmente tienes que entender la escena y las diferentes comunidades y encontrar tu lugar en una de ellas. Esos primeros años no fueron fáciles, pero me mudé aquí con el sueño de conocer y tocar con alguien como Shooter Jennings, así como de escribir y producir, ¡y funcionó!

¿Recuerdas, cuando eras niño, qué otras cosas llamaban tu atención aparte de la música? Tengo la impresión de que vienes de un entorno con cierto interés cultural.

Antes de la música, me encantaba el deporte. De niño, me gustaba nadar y jugar al ‘soccer’, como lo llamamos en América. Como me he criado en Nueva York, solía ir a los partidos de los New York Cosmos e incluso conocí a Pelé y Giorgio Chinaglia.

Cuando conociste a Shooter Jennings, se formó esa sensacional banda y se lanzó «Put the O Back in Country». ¿Cómo recuerdas la llamada de Shooter y cómo describirías esos primeros años trabajando con él?

Esos primeros años fueron realmente mágicos. Todos creíamos profundamente en nosotros mismos y en la música, y realmente queríamos ser una especie de nueva ola de música country soul… pero aún así, popular.

Escribí la canción «Steady at the Wheel», que fue uno de los éxitos de nuestro primer disco con Shooter, lo cual fue un gran honor. Formar parte del legado de Waylon y Jessi fue alucinante. Solía tocar versiones de Waylon y Jess en los shows con mi banda en los bares antes de conocer a Shooter. Y luego, algunos años después, incluso tuve la oportunidad de tocar en la banda de Jesse durante un montón de sus shows también.

¿Compartes la misma pasión por Warren Zevon que Shooter? ¿Cómo fue ese concierto en Monterrey tocando canciones de Zevon con The Werewolves of Los Angeles y Jennings?

Fue una experiencia fantástica. Hasta ahora solo hemos hecho 3 shows con Shooter donde interpretamos todas las canciones de Warren Zevon, y uno de ellos fue grabado y editado como álbum en vivo. Esa música es profunda y muy propia de Los Ángeles, así que ha sido un honor adentrarnos en los detalles, realmente aprender esas canciones y luego interpretarlas a nuestra manera y compartirlas con muchos verdaderos fans de Zevon.

No solo su estilo de composición, sino también la producción también, son muy propias de Los Angeles. Jackson Browne produjo algunos de sus primeros discos y trajo a su banda en ese momento (Russ Kunkel, Leland Sklar) para tocar. Waddy Wachtel también dejó una gran huella en esos discos y miembros de Little Feat tocaron en algunos de ellos. Estos músicos son todos parte del sonido de Los Angeles que me hizo querer mudarme aquí como fan. Habían tocado con Little Feat, Linda Ronstadt, Emmuylou Harris, Jackson Browne, James Taylor, la lista sigue… Como bajista en la banda con Shooter interpretando estas canciones, fue todo un honor aprender las partes de los discos y luego poder hacerlas mías después de estudiar a Leland Sklar, Bob Glaub y Kenney Edwards (los bajistas en algunos de los discos de Zevon) y luego poder darle mi propio toque único Californiano en los estilos de estos otros músicos californianos. Todos nosotros en la banda nos sentimos muy orgullosos de ser parte de ese gran legado de músicos de Los Angeles, y eso se puede enlazar con los sentimientos que me llevaron a poner el título ‘California Son’ a este álbum.

Waylon falleció hace unos años. Pero llegaste a conocerlo, y a Jesse Colter, más tarde. ¿Tienes alguna anécdota o algo que Shooter te haya contado sobre ese movimiento de los ‘Outlaws’?

Nunca llegué a conocer a Waylon mientras estuvo vivo, pero sí pude conocer y pasar tiempo con Kris, Billy Joe Shaver, David Allan Coe y Willie en varias ocasiones. Fueron experiencias increíbles. Cuando mi mujer conoció a Kris por primera vez, él le dio un beso en la mejilla y solía bromear diciendo que nunca volvería a lavarse la cara.

El premio Grammy llegó para Tanya Tucker con «While I’m Livin'». ¿Qué recuerdas sobre ese reconocimiento y la grabación en tiempos de COVID?

Esos dos discos de Tanya en los que participé fueron profundamente inspiradores. El equipo de Brandi Carlile, Tim y Phil Hanseroth, Shooter y Tanya fue realmente inspirador y trabajar con ellos fue conmovedor. Escuchar a Tanya cantar en persona sin micrófono fue alucinante.

Su fraseo natural y la forma en que acentúa palabras específicas en cada frase… eso explica por qué hay millones de personas que se han sentido identificadas con su música durante tantos años.

Has trabajado y producido con grandes promesas y estrellas en la escena americana y otros géneros; nombres como Sam Morrow, Jaime Wyatt, Logan Ledger, The White Buffalo o The HawtThorns, entre otros. ¿Qué crees que les falta? o ¿solo necesitan un poco de suerte para llegar a la cima? ¿Cómo fue trabajar con Marilyn Manson o Whitey Morgan?

He disfrutado trabajando en todos esos discos. Apoyar a los artistas para ayudarles a crear algo nuevo y personal es una de las cosas que me encantan de ser un bajista y músico de estudio. Nunca se sabe: a veces la música llega al zeitgeist y millones de personas pueden identificarse con ella, y a veces la música puede ser igual de poderosa en mi opinión, pero relacionarse con cientos o miles, en lugar de millones.

Ted Russell Kamp entrevista interview tour gira 2024

Cuando estés de gira por nuestro país, ¿hay alguna canción que no hayas tocado en un tiempo pero que te gustaría retomar?

Definitivamente tocaré algunas de mis favoritas de los viejos tiempos y aquellas que han sido favoritas del público a lo largo de los años. Una de las primeras que interpretaré es «Steady At The Wheel». Es de mi primer disco y también estuvo en el primer disco de Shooter, «Put the O Back in Country.

Espero que algunas personas en el público la reconozcan y se emocionen al escucharla. También tocaré una canción más antigua mía llamada «The Last Drop», que escribí hace unos 10 años con Charlie Starr de Blackberry Smoke. 

¿Cuál es la banda o artista más grande con la que has tocado?

Podría ser Tanya Tucker o Duff McKagan. También hice algunos conciertos con Billy Ray Cyrus, Tony Joe White y Jesse Colter.

Has estado en Austin estos días, en el SXSW: el mayor escaparate musical que existe. ¿Has descubierto alguna nueva banda o artista que creas que debamos escuchar o conocer?

Una de mis bandas favoritas de Austin es Band of Heathens. No son completamente nuevos, pero están de moda y haciendo excelente música y mejorando cada año. También he escrito algunas canciones con Gordy y Ed de la banda; son buenos amigos míos.

«Como bajista en la banda con Shooter tocando canciones de Warren Zevon fue todo un honor aprender todo su repertorio de canciones y luego poder hacerlas mías después de estudiar a Leland Sklar, Bob Glaub y Kenney Edwards (los bajistas en algunos de los discos de Zevon) y darle mi propio toque»

¿Qué lugar en Los Ángeles o California recomendarías a un turista?

Simplemente hay que ir allí. Todo es una pasada.

¿Es la recaudación de dinero a través de la música lo más útil?

Sigue tocando y grabando. Ya no hay tanto dinero en la industria musical como solía haber. Así que simplemente hay que seguir haciéndolo y sacando buena música nueva.

Si pudieras revivir un solo momento de estos casi 30 años, ¿Cuál sería y por qué?

Hay demasiados para nombrar uno solo. Tocar en el Troubadour de Los Angeles por primera vez, tocar en CBGB antes de que cerrara, tocar en el Grand Ole Opry, un concierto increíble que hicimos con Duff en Varsovia, tocar en el show de David Letterman con Shooter, tocar en el programa de Jay Leno con Wilson Phillips, que fue mi primer gran concierto cuando me mudé a Los Angeles (¡y también conocí a Brian Wilson!).

¿Cuántas veces has estado de gira por España? La primera vez que Shooter Jennings vino a nuestro país en 2014, no viniste. ¿Algo que quieras decirle a tus fans españoles?

He estado en España varias veces. Algunas veces haciendo conciertos individuales con Shooter. También toqué en el Festival Azkena Rock como bajista de Jonny Kaplan and the Lazy Stars. Hice una gran gira de una semana abriendo para Gary Louris y Mark Olson de los Jayhawks cuando se volvieron a juntar por primera vez. Eso fue bastante hermoso y memorable. También trabajé con un gran equipo de promociones de Barcelona llamado Ritme and Blues que me hizo estar por allí para hacer algunas semanas de gira. En una de ellas, fui telonero y toqué el bajo con Rosie Flores. Así que he estado en España varias veces y cada vez que voy a tocar, me encanta más.

Entrevista realizada por Carlos Pérez Báez y Patricio González Machín.Traducción: Jessica Jacobsen.

Ted Russell Kamp entrevista interview tour gira 2024

Interview with Ted Russell Kamp:

Thank you for taking the time out for us. We are huge admirers of your songs and music and we have listened to your album – the 12 new songs from the extraordinary and upcoming “California Son” – and many questions have come to mind. We love your album because it tells everyday stories about the need to make our dreams come true, how to resolve work and existential conflicts, the need to love, to take your car for a ride on that sky full of stars, that every little thing counts, to fall and get up again, how much you love you hometown, a songwriter’s loneliness, that light that fire and the stars give off that you allude to while listening to Tom Waite or Tommy James & The Shondells on Highway 29, or the Miracle Mile in Los Angeles… Do you think that by becoming familiar with our weaknesses and dreams, the compositions and stories are more passionate and painful as Warren Zevon, Jackson Browne or the recently deceased Malcolm Holcombe have said?

I think that all people are searching for something. All artists are searching and also trying to feel it and describe it in a creative way. I feel we spend most of our life searching and working towards things. Every so often you get a real and table success where you cans top for a moment and be proud but those moments are rare.  Some people approach this as natural pessimists and some are naturally optimists. Thankfully I am more of an optimist so in my search and in my songs there is often a light at the end of the tunnel or at least the beginning of a dream coming true. If I get a little closer to what I’m trying to say every year then I know the journey is worth it. One of the things that draws me to singer / songwriter music and being a traveling troubadour is that if I can figure what I want to say and what I’m feeling and then share it with some people in a song or a story, they may share those feelings and get a little help to get through the hardships of their day and their life. There are other folks out there who are better singers than me – or better guitarists than me – but I am the only one who can say what I want to say. Thankfully, there is an audience out there of people who relate to that.

In “Ballad of the Troubadour”, you sing “Let’s raise a glass to a heart so pure… a song that lasts forever, might make the world a little better”. Is it worth the sacrifice?

I think if you choose to be a musician, you have to be a little bit crazy and you have to really believe in what you do. Most of my friends from childhood and college chose safer or more respectable career paths – and maybe they’ve been happier or made more money or had more job security than I have had. But I deeply love music and am honored to play it every single day. In fact, it’s pretty amazing to think about that people call me up to play gigs and recording sessions where they are literally paying me to help make their music better. It’s quite humbling. I have given a lot of my life to music: countless hours or playing, practicing, listening, traveling to the next place where I’ll get to play – and countless hours emailing and calling people to plan and book gigs. It’s a lot of work, but I continue to do it and will keep on continuing. Every year, when it’s time for a possible New Years resolution, all I want to do is continue doing what I’m doing and hopefully get a little bigger and better, but keep this weird and wonderful career rolling along. So yes, it’s worth it.

“If you can’t afford the book you can’t turn the page… still hanging on trying to make right from wrong and still battles left to fight…” Are these things necessary?

Of Course, that’s how we grow. You have to go through the trial to figure out who you are and make a place for yourself in the world.

What would you highlight about working with a bunch of friends like Brian Whelan, Shane Alexander, John Schreffler, Jamie Douglass, Jim Doyle, Emily Zuzik, Eli Wulfmeier, Rob Waller and brothers Paul and Anthony Lacques, Janne Haavisto, Tommi Viksten, producer Zachary Ross, Stephen Musselman, Matt Lomeo, Dave Raven, Michael Jerome Moore, Aaron Goodrich, Sasha Smith, John Schreffler and Dan Wistrom from your home studio?

Every time I make a record, I want to document the friends and musicians who are in my life this particular year. It was great to wrk with Paul Lacques and Rob Waller because I love their band I See Hawks in L.A.. They may be my favorite current band that really captures the cosmic country of Gram Parsons so I’m glad that the song we write together, Sine On, captures that energy for me. Shane Alexander is a wonderful singer songwriter who brings a great poetic quality to his songs and I’m glad that I could share that with him on Ballad of the Troubadour. And of course, I love all o the musicians on the record and am glad that they could all bring their taste and talent to each of the songs too.

What’s your take on the new album when you listen to it as a “whole”?

I didn’t intend to make a “California album” but as I was compiling the songs and recording them, I realized I really have a them going with songs about California and L.A. and songs about my life as a working musician. So I decided to roll with it and let the album become a love letter to the L.A. scene and my place in it. I;m honored to be a professional musician in L.A. It;s one of the great music scenes in the world and have been such a fan of so many artists that are from here or that moved here – Tom Waits, Tom Petty, Dwight Yoakam, the Band, Dylan, even Guy Clark and Jim Lauderdale, Jackson Browne an the whole Laurel Canyon scene. It’s an honor to be a little part of that legacy and I hope this record helps tell that story.

You were born in Westchester NY, with Manhattan just over half an hour away, with Broadway and the jazz clubs… How do you think a city and its culture mark the growth of person? How did NY affect you?

Growing up 30 minutes from world class museums, music clubs and concert halls really did affect me as I was growing up. My mom loved musical theater and my Dad loved jazz. Being aware of what world class music sounded like at a young age was inspiring and important to me.

Then you moved to Seattle. Do you remember when you realized that you wanted to dedicate your life to music? Was there a particular artist, band or concert that gave you the impetus?

I was going to college to become a Literature Professor and was doing very well and applying to grad schools. I did music all the time and was in every band and orchestra I could find but never majored in music. About two months before the end of college, I decided I loved music so much that I had to at least give it a chance. I told my parents I would try music for a few years and if it didn’t work I could always apply to grad school in a few years. I never did. I just moved to Seattle and started playing and recording and never looked back.

So, NY to Seattle, and then you leave the rain behind to find the sun in Los Angeles. Why Los Angeles? What was the music scene like when you arrived?

L.A. is magical. So many great artists and so many great studios. I knew I needed something bigger and better from my career than what Seattle was giving me so I took the leap and moved here. And now, I’ve been here for 20 years playing music.

By then, you had accumulated a map of colors and sounds that included the East Coast and jazz, Seattle and its distortion, California and its enormous fusion of styles… How does a new kid in town approach people with roots in country, rock, and the world of song writing? Making your way as a musician in Los Angeles must be as complicated as being an actor/actress there, at least in terms of competition. How did you do it?

Yes, you really have to figure our the scene and the different communities and fond your place in one. Those first few years were not easy, but I moved here with the dream of meeting and playing with someone like Shooter Jennings as well as writing and producing – and it worked!

Do you remember as a child what other things caught your attention apart from music? I have the impression that you come from an environment with a certain cultural interest.

I was a sports kid before music. I loved swimming and soccer as we call it in America. Growing up in New York, I used to go to the New York Cosmos games and even met Pele and Giorgio Chinaglia a few times.

When you met Shooter Jennings, they put together that sensational band and  you released «Put the O Back in Country». What was it like to have Shooter call you and how would you describe those first years working with him?

Those first years were really magical. We all deeply believed in each other and the music and really wanted to be this new wave of soulful rocking but still mainstream country music. I write the song Steady at the Wheel which was one of the hits from our first Shooter record which was quite an honor. And being part of the legacy of Waylon and Jessi was mind blowing. I used to cover songs from Waylon and Jess in my bar band shows before I met Shooter. And then a few years later I even got to play in Jesse’s band for a bunch of shows too.

Do you share the same passion for Warren Zevon as Shooter? What was that concert like in Monterrey playing Zevon’s songs with The Werewolves of Los Angeles and Jennings?

That has been a great experience. We have now done only 3 shows with Shooter where we are doing all Warren Zevon songs – and one of them was recorded and released as a live album. That music is deep and very L.A. too so it’s been an honor to get into the details and really learn those songs and then play them our own way and share that music with many life long Zevon fans.

Not only his songwriting style – but the productions themselves are extremely L.A. Jackson Browne produced some of his early records and he brought in his band (Russ Kunkel, Leland Sklar) at the time to play, Waddy Wachtel is a big part of those record too and members of Little Feat played on some of them. These musicians are all part of the L.A. sound that made me want to move here as a fan. These guys played with Little Feat, Linda Ronstadt, Emmuylou Harris, Jackson Brown, James Taylor, the list goes on. As the bass player in the band with Shooter doing these songs, it was quite an honor to learn the parts on the records and then be able to make them my own having studied Leland Sklar, Bob Glaub and Kenney Edwards (the bassists on some of the Zevon records) and then be able to do my own unique California approach in the styles of these other California players. All of us in the band feel very proud to be part of this great lineage and legacy of L.A. musicians – and that totally ties into the feelings that made me name this record California Son.

Waylon passed away a few years ago. But you got to know him, and Jesse Colter, later on. Any anecdotes that you have or that Shooter told you about regarding that ‘Outlaw’ movement?

I never got to know Waylon while he was alive – but I did get to meet and hang with Kris, Billy Joe Shaver, David Allan Cow and Willie a bunch of times. Amazing experiences. When my wife first met Kris, he gave her a kiss on the cheek and she used to joke that she would never wash her face again.

The Grammy Award arrived for Tanya Tucker with «While I’m Livin’. What do you remember about that recognition and recording in times of COVID?

Those two Tanya records I played on were deeply inspiring. The team of Brandi Carlile, Tim and Phil Hanseroth, Shooter and Tanya were a really inspiring and soulful team to work with. And to hear Tanya sing in person with no mic was mind blowing. Her natural phrasing and they way she accents specific words in each line … that’s why millions of people have related to her music for so many years.

You’ve worked and produced with great promises and stars in the Americana scene and other genres; names like Sam Morrow, Jaime Wyatt, Logan Ledger, The White Buffalo, or The HawtThorns, among others. What do you think they lack or do they just need a bit of luck to rise to the top? What was it like working with Marilyn Manson or Whitey Morgan?

I have loved working on all of those records. Getting behind the artist to help them create something new and personal is one of the things I love about being a bass player and support player. And it’s hard to tell, sometimes music hits the zeitgeist and is relates to millions of people – and sometimes music can be just as powerful in my opinion but relate to hundreds or thousands instead of millions.

When you are on tour in our country, are there any songs that you haven’t played in a while but would like to bring back?

I will definitely be doing some of my old favorites and ones that have been crowd pleasers over the years. One old one i will do is Steady At The Wheel. It’s from my first record and was also on the first Shooter record Put the O Back in Country so I hope some of the people in the audience will know it and be excited to hear it. I’ll also do an older song of mine called The Last Drop – which I wrote about 10 years ago with Charlie Starr from Blackberry Smoke.

What is the biggest band or artist you have played with?

It may be Tanya Tucker or Duff McKagan. I also did a few gigs with Billy Ray Cyrus, Tony Joe White and Jesse Colter.

You have been in Austin these days, at SXSW: the biggest music showcase around. Have you come across any new band or artist that you think we need to listen or know about?

One of my favorite bands around is the Band of Heathens from Austin. They are not brand new but they are current and making great music – and getting better and better every year. I have also written some songs with Gordy and Ed from the band and they are good friends of mine.

What place in Los Angeles or California were you live would you recommend to a tourist?

Just visit. It’s all amazing.

Is the raising of money through music what is most useful?

Keep on playing and recording. There is not as much money in the music industry as there used to be. So just keep doing it and getting good new music out there.

If you could recover a single memory from these almost 30 years, what would it be and why?

there are too many to name one. playing the Troubadour in L.A. for the first time, playing CBGB’s before it closed, playing the Grand Ole Opry, one amazing gig we did with Duff in Warsaw, playing the David Letterman show with Shooter, playing the Jay Leno show with Wilson Phillips which was my first big gig when I moved to L.A. (and I got to meet Brian Wilson too!).

How many times have you been touring in Spain? The first time Shooter Jennings came to our country in 2014 you didn’t come. Anything you want to say to your Spanish fans?

I’ve been to Sapin a handful  of times. A few times doing single gigs with Shooter. I also played the Azkena Rock Festival as the bass player in Jonny Kaplan and the Lazy Stars. I did a great weeklong tour opening for Gary Louris and Mark Olson from the Jayhawks when they first got back together. That was pretty beautiful and memorable.  I also worked with a great promotions team from Barcelona called Ritme and Blues that had me come over to do a few weeks of touring – one of them, I opened up for and played bass with Rosie Flores. So I’ve been to Spain a handful of times and love it more each time I come to play.

 

More from Carlos Pérez Báez

Metallica reedita «Some kind of monster»

Metallica reeditará su concierto "Some Kind of Monster" el próximo 24 de...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.